La fotografía documental tiene como objetivo principal contar una historia y desde que se empezó a utilizar para eventos sociales ha tenido un gran éxito y aceptación por la forma tan natural, espontánea y sin poses de retratar cada situación.

 

Cada toma constituye una reflexión del fotógrafo, un intento por comprender y mostrar al ser humano en sus momentos más íntimos y personales. Los profesionales apegados a este estilo están presentes todo el tiempo, capturando emociones, sin tomar fotografías posadas de ningún tipo ni manipular ninguna de las situaciones. Por lo tanto, el tipo de imágenes que se obtienen son sinceras y reales.

 

El fotógrafo interactúa como un invitado más y los protagonistas se sienten más relajados y sin la presión de tener que posar para las fotos. Generalmente hay sesiones previas con los protagonistas de los eventos para que establezcan una relación mucho más cercana con el fotógrafo, para que éste conozca sus intereses e inquietudes y pueda reflejar eso en su trabajo fotográfico.

 

En los últimos años, la fotografía documental ha cobrado mayor fuerza en eventos sociales, principalmente en enlaces matrimoniales. También es utilizada para documentar XV años, bautizos, cumpleaños, aniversarios, la llegada de un bebé y hasta fiestas de compromiso. No importa el escenario, puede ser la playa, una hacienda, jardín o en la comodidad de su hogar, los protagonistas tendrán un emotivo recuerdo fotográfico que reflejará lo que sintieron durante la celebración.

 

Para lograr perfectas fotografías documentales, los profesionales de la lente necesitan del soporte perfecto. Para lograrlo nada mejor que nuestros papeles fotográficos de la línea PhotolinE y ArtlinE, con la primera descubrirás nuevas posibilidades de impresión en papeles de fotografía profesional de alta resolución; con la segunda, tus impresiones fotográficas estarán más vivas que nunca gracias a nuestros papeles base algodón.

 

En KronalinE somos el papel de tu vida desde hace 25 años.