planos-arquitectonicos-2

Cada día disfrutas de la vida en compañía de tu familia, juntos se preparan para enfrentar el día con un energético desayuno, comparten agradables instantes en el jardín o la sala de estar, y en sus habitaciones, encuentran la seguridad y calidez que necesitan para pasar la noche.

 

Cada una de estas actividades tienen una misma cosa en común: suceden dentro de tu casa. Pero ¿te has imaginado cómo se hizo realidad y todo lo que tuvo que suceder para que se edificara?

 

La respuesta es sencilla, se trata de una concepción arquitectónica que reúne los elementos necesarios para que tu familia pueda llevar a cabo sus acciones cotidianas de forma práctica, eficiente y segura, además de integrar características adaptadas para hacer de su estadía un placer.

 

Dentro de toda concepción arquitectónica, los planos son el elemento fundamental, la estructura que sostiene cada una de las ideas sobre las que se desarrolla tu casa y son sumamente importantes porque a partir de ellos se desarrolla cada una de las secuencias de construcción y procesos de edificación.

 

Un plano arquitectónico o plano de construcción es, esencialmente, la representación gráfica de tu hogar. Cada proyecto es distinto y con múltiples particularidades, pero un plano arquitectónico es la receta que los constructores seguirán para edificar la obra exactamente como aparece en los planos, de ahí su importancia.

 

En los planos arquitectónicos no puede existir el mínimo error y deben reflejar a la perfección cada uno de los detalles que compondrán la futura vivienda, de modo que para entender y proyectar el desarrollo arquitectónico es necesario contar con un plano detallado, específico y preciso.

 

Además, contienen la información necesaria, las pautas que se deben seguir en el desarrollo del proyecto y son un documento indispensable para llevar a cabo múltiples trámites, permisos y créditos relacionados con la construcción de la casa. En ellos se desglosan las características de instalaciones y procesos constructivos necesarios para la correcta ejecución de la obra.

 

Los planos de una casa se dividen en diversas fases que dependen de sus particularidades, pero todos incluyen referencias y cálculos muy específicos acerca de la topografía, drenaje, la proyección de cada una de las plantas, terminaciones, estructuras, detalles, leyendas de símbolos, cimentación estructural y condiciones generales de la edificación.

 

Como te podrás dar cuenta, los planos arquitectónicos tienen una importancia esencial, por eso es fundamental contar con papeles arquitectónicos con blancura excepcional, la absorción de tinta correcta y una óptima durabilidad.

 

Los papeles arquitectónicos de las líneas CadlinE y XerolinE – TecnolinE cuentan con especificaciones que te permitirán desarrollar proyecciones arquitectónicas con la seguridad de que cada uno de los detalles serán plasmados tal y como fueron imaginados.

 

En KronalinE entendemos la importancia de los planos arquitectónicos y la trascendencia que tienen, por eso desarrollamos papeles con alta blancura y contraste, excelente calidad de línea y alta resistencia al uso que permiten que cada uno de los planos, ya sean originales, segundos originales o versiones definitivas cuenten con una calidad excepcional.