cianotipia-2

En KronalinE sabemos que las imágenes forman parte esencial del contexto del ser humano, inciden en su configuración del mundo y por lo tanto de su existencia misma, y aunque las nuevas tendencias determinadas por el avance tecnológico apuestan por la innovación de soportes y técnicas visuales para la consecución de un objeto artístico, la recuperación de aquellas primeras técnicas que sirvieron como inspiración para la creación de nuevas estructuras, es fundamental.

 

La fotografía es utilizada en la actualidad como un recurso plástico que se ha liberado de todas sus ataduras pasadas y ahora los únicos límites los marca la propia creatividad, las ideas y los conceptos; sin embargo al principio no fue así y la cianotipia es una técnica que sirvió como base para el desarrollo de diversas ideas y conceptos que ayudaron a conformar la fotografía tal como ahora la conoces.

 

La cianotipia es un sistema de impresión bastante antiguo, inventado en Inglaterra en 1842 por John Herschel cuando experimentaba con sales de hierro fotosensibles. Se trata de una de las primeras técnicas fotográficas negativo-positivo que no ocupa plata durante el proceso de impresión.

 

Las imágenes cianotípicas obtienen un tono azul prusia o turquesa (cian), de ahí el nombre con el que desde entonces se le conoce. Este matiz se obtiene como resultado del proceso de revelado en el que se emplea citrato de armonio, hierro y ferricianuro de potasio.

 

Al mezclar estos compuestos químicos, resulta una solución acuosa con la que se impregna el soporte a imprimir, al exponer la pieza a una luz ultravioleta, se obtiene la imagen positiva. La impresión se realiza por contacto después de haber tenido un tiempo de exposición de 10 a 20 minutos.

 

En 1880 los cianotipos gozaron de gran popularidad y además de realizarse en papel, podían utilizarse otros soportes como telas, cerámicas, piel y madera. Hasta finales del siglo pasado se utilizaron con fines industriales para la obtención de copias de planos arquitectónicos y en planos de fabricación de piezas mecánicas.

 

Las soluciones químicas involucradas en el proceso de la cianotipia para la sensibilización del papel o de las telas son económicas y fáciles de preparar y usar. No hay revelado en el proceso básico; la imagen aparece directamente y se convierte en permanente mediante un lavado con agua.

 

La revolución de la tecnología y los avances en la imagen no se detienen y en KronalinE, hemos sido testigo del crecimiento del mercado y la evolución que los pioneros del papel han experimentado en sus productos, desde los procesos de la cianotipia hasta la transición al copiado heliográfico, aprovechando cada una de estas evoluciones para entender tus necesidades y extender nuestra gama de papeles y películas profesionales.

 

Desde hace 25 años, hemos aprovechado cada nueva tecnología para ofrecerte papeles de vanguardia adaptables a cada transición en la metodología de impresión: del copiado heliográfico al xerográfico y de la impresión digital láser al revolucionario Pen Plotter y la impresión inkjet. Descubre las líneas Cadline y TecnolinE y obtén la máxima calidad en papeles de alta duración.

 

En KronalinE somos el papel de tu vida desde hace 25 años, rompemos con cada una de tus ataduras para que logres resultados perfectos en cada uno de tus trabajos.