Heliografía

Las características prinicipales de una heliografía son el tenue olor a amoniaco y el tono azulado del papel. Las lineas oscuras en el original quedan como trazos azules y los espacios en blanco de un color azulado. La parte trasera y las que se van degradando por dobleces quedan de un color crema.

Las heliografía no tienen un tamaño estandar, el papel para heliografía se venden por rollo, por lo que se puede cortar el papel al tamaño deseado.

Anteceden a las fotocopias de gran formato.