Diferencias entre CMYK, RGB Y Pantone.

 

Dentro del diseño gráfico, es importante conocer los modelos de color para generar una impresión: los colores de luz, los colores pigmento y las tintas directas. Imaginemos que queremos imprimir una fotografía, en la pantalla vemos los colores de cierto modo pero al momento de tener la imagen en papel cambia. Por eso cada modelo de color tiene sus propias peculiaridades que se pueden adaptar a nuestras necesidades.

 

RGB

RGB son las iniciales en inglés de Red, Green y Blue. Son colores luz utilizados en monitores, pantallas, celulares, tabletas y cualquier dispositivo; básicos en el diseño web, tales como social media, website y cualquier archivo digital.

 

Cada tonalidad es creada cuando se mezclan cantidades variables de luz en una pantalla considerados colores aditivos; en cuanto se necesite más luz se iluminarán a diferentes intensidades para crear color, por lo tanto entre más luz más brillante serán. Debido a que la combinación de colores es variable se puede conseguir infinidad de mezclas creando un espectro de colores mayor que el CMYK.

 

CMYK

CMYK, también denominado cuatricromía o impresión a cuatro tintas, representa las siglas en inglés de Cyan, Magenta, Yellow,y Black. Son colores sustractivos, es decir, colores primarios que se mezclan para obtener mayor variedad, y son utilizados para el proceso de impresión.

 

¿Ya viste los cartuchos de tu impresora? CMYK son exactamente los colores de las tintas que están en ellos y durante la impresión estos se combinan para crear imágenes a distintos colores.

 

Necesitas saber que si imprimes un archivo en RGB nunca lo verás como en la pantalla porque los colores en pantallas son mucho más brillantes y al momento de imprimir se “convierten” en CMYK volviéndose más opacos. Por esta razón es importante siempre considerar dos tipos de archivos configurados en RGB para que lo puedas ver en pantalla y otro configurado en CMYK para imprimir.

 

Diferencias entre CMYK, RGB Y Pantone

 

Pantone

Pantone Matching System (PMS) es una guía utilizada para conseguir un tono completamente idéntico en cada impresión. Está basado en la combinación de nueve colores diferentes y como resultado se obtiene una lista de colores clasificados a base de códigos numéricos.

 

Es ideal utilizar este sistema en logotipos y diseños corporativos porque la precisión del color debe ser obligatoria, se utilizan tintas directas.

 

Es importante asegurarse para qué formato estás diseñando, si sólo utilizarás tu material en dispositivos, si lo necesitas imprimir o si estás trabajando con una identidad corporativa donde se requieren colores idénticos en todos los materiales.